La fórmula de las chicas superpoderosas: azúcar, flores y colores

Si creciste en los años 90 y 2000, seguramente recuerdas a Las Chicas Superpoderosas, esas pequeñas heroínas que luchaban por mantener la paz en la ciudad de Santadilla. Al inicio de cada capítulo, en el opening de la serie animada, se mencionaban los ingredientes utilizados en su creación. Pero, ¿sabes realmente qué significa esta fórmula? A continuación, te lo contaremos.

Índice de Contenido

El origen de la fórmula

La famosa receta de Las Chicas Superpoderosas es en realidad un juego de palabras basado en una canción popular en inglés. En los episodios en inglés, el narrador menciona: sugar, spice, and everything nice....

El creador de la serie, Craig McCracken, tomó prestados estos versos de una canción de cuna llamada what are little boys made of? ( ¿de qué están hechos los niños pequeños? ), la cual data del siglo XIX. En la canción original, se menciona que los niños pequeños están hechos de snips and snails, and puppy-dogs’ tails (Recortes, caracoles y colas de perro), mientras que las niñas están hechas de sugar and spice, and everything nice (Azúcar y especias, y todo lo bonito).

Por lo tanto, la fórmula de Las Chicas Superpoderosas es una parodia de esta canción de cuna, reemplazando los ingredientes originales por azúcar, flores, y muchos colores.

El error del profesor Utonio

En el opening de la serie, también se menciona que el profesor Utonio cometió un error al agregar accidentalmente otro ingrediente a la fórmula: la sustancia X. Fue este ingrediente adicional el que les otorgó a las chicas superpoderes.

Este error del profesor Utonio es una referencia a la falta de precauciones básicas al manipular sustancias químicas peligrosas. En la serie, este error resulta en la creación de Las Chicas Superpoderosas, pero en la vida real, puede tener consecuencias mucho más graves.

El mensaje de Las Chicas Superpoderosas

Las Chicas Superpoderosas transmiten varios mensajes importantes a través de sus episodios. Aunque son pequeñas y aparentemente frágiles, demuestran que las niñas también pueden ser fuertes, valientes y capaces de luchar contra el mal. Además, la serie muestra la importancia de la amistad, la cooperación y el trabajo en equipo.

Las Chicas Superpoderosas también abordan temas como la igualdad de género, la diversidad y la aceptación. Cada una de las chicas tiene su propia personalidad y habilidades únicas, lo que demuestra que todas las personas son diferentes y valiosas.

A través de situaciones divertidas y emocionantes, Las Chicas Superpoderosas enseñan a los niños valores importantes como la justicia, la honestidad y la importancia de hacer el bien.

La fórmula de Las Chicas Superpoderosas, azúcar, flores y muchos colores, es una parodia de una canción de cuna y representa la combinación perfecta para crear a estas pequeñas heroínas. A través de sus aventuras, la serie transmite mensajes poderosos sobre la fortaleza, la amistad y la importancia de luchar contra el mal. Las Chicas Superpoderosas son un ejemplo inspirador para niños y niñas de todas las edades.

Subir