Cómo podar y cuidar el jazmín

El jazmín, una planta trepadora y arbustiva conocida científicamente como Jasminum, es muy popular en la jardinería y la decoración debido a la belleza de sus flores y su agradable aroma. Para mantener esta planta siempre bonita y saludable, es importante realizar una poda adecuada. En este artículo, te enseñaremos cuándo y cómo podar el jazmín.

Índice de Contenido

Cuándo podar un jazmín

La época adecuada para podar el jazmín depende de si es una variedad de invierno o verano. El jazmín de verano, como el Jasminum officinale, debe podarse al finalizar el invierno, antes de que lleguen las temperaturas más cálidas de la primavera. También se puede podar después de la floración, dejando de dos a tres yemas por tallo para estimular el crecimiento en la próxima temporada. Por otro lado, el jazmín de invierno, como el Jasminum nudiflorum, se poda después de su floración, que generalmente ocurre entre marzo y abril en el hemisferio norte. Además de las podas para estimular el crecimiento, los jazmines jóvenes también necesitan una poda de formación durante los primeros años para darles la estructura deseada. Estas podas de formación deben realizarse en los periodos de tiempo mencionados anteriormente.

Cómo podar un jazmín - pasos y tipos

La poda del jazmín varía dependiendo de si es un jazmín trepador, arbusto o está en maceta.

Cómo podar un jazmín trepador

Los jazmines trepadores pueden ser más complicados de podar debido a sus tallos entrecruzados y muy juntos. En este caso, se recomienda comenzar desde abajo y enfocarse en un solo tallo a la vez. Corta las ramas que estén entrecruzándose demasiado con las que deseas conservar y asegúrate de proteger las ramas que crecen en la dirección correcta. En algunos casos, simplemente desenredar y orientar las ramas a mano puede ser suficiente en lugar de cortar. Si el jazmín está desequilibrado y necesita una poda severa para aligerar su peso, la planta podrá resistirlo sin problemas.

Cómo podar un jazmín arbusto

En los jazmines arbustivos, la poda de formación es especialmente importante, ya que determina la estructura, tamaño y forma de la planta. Corta las ramas que crezcan horizontalmente y las que se dirijan hacia el interior de la planta. Deja solo una rama de cada par de ramas paralelas para permitir que llegue más luz y mejorar la ventilación, evitando así problemas de hongos. Además, mantén el tamaño del arbusto según el espacio disponible.

como se corta la flor del jazmin - Cuántas veces florecen los jazmines

Cómo podar un jazmín en maceta

Los jazmines en maceta requieren podas más frecuentes para controlar su tamaño, ya que tienden a crecer mucho. Puedes podar alrededor de una quinta parte de los nuevos brotes en cada temporada de crecimiento, fuera de la temporada de floración. También es importante realizar una poda de raíces cada vez que trasplantes el jazmín, especialmente si no vas a cambiarlo a una maceta más grande. Además, independientemente del tipo de jazmín, es importante realizar podas de mantenimiento para eliminar hojas o ramas en mal estado, así como flores o frutos pasados.

Cuidados básicos del jazmín

Además de la poda, existen otros cuidados básicos que debes tener en cuenta para mantener un jazmín saludable:

  • Clima: Los jazmines se adaptan a una amplia gama de temperaturas, pero se desarrollan mejor en climas cálidos. No los expongas a temperaturas por debajo de los 0 ºC.
  • Riego: Evita excederte en el riego. Riega unas tres veces por semana en cantidades moderadas en los meses cálidos y semanalmente en los meses fríos. Durante la temporada de lluvias, puedes reducir o incluso suspender el riego.
  • Luz: El jazmín necesita mucha luz para florecer y desarrollarse, tanto en interiores como en exteriores.
  • Suelo: El jazmín requiere un suelo suelto con buen drenaje. Puedes mejorar el drenaje añadiendo arena al sustrato. También es beneficioso enriquecer el suelo con materia orgánica como humus de lombriz o compost, especialmente durante la fase de crecimiento.
  • Abonado: Durante la temporada de crecimiento, es recomendable abonar el jazmín con fertilizantes ricos en potasio y nitrógeno. También puedes utilizar fertilizantes específicos para plantas con flor.

Los jazmines florecen varias veces al año, dependiendo de la variedad y las condiciones de cultivo. El jazmín de verano, como el Jasminum officinale y el J. grandiflorum, florece en verano y principios de otoño. Por otro lado, el jazmín de invierno, como el J. nudiflorum, florece a finales de invierno y principios de primavera en las vides que se desarrollaron en la temporada anterior. Con los cuidados adecuados y una poda adecuada, podrás disfrutar de flores abundantes y prolongadas en tu jazmín.

Cuando podar jazmín

Para obtener la mejor floración, es importante podar los jazmines en el momento adecuado. Las plantas jóvenes deben ser pellizcadas en la parte superior de los tallos para promover un crecimiento rápido y exuberante. El jazmín de verano se poda después de la floración, para permitir que las vides desarrollen crecimiento para la próxima temporada de floración. Si se poda antes de la floración, se cortarán los brotes y no podrán florecer adecuadamente.

Cómo podar jazmín

Una vez que hayas determinado cuándo podar el jazmín según su variedad, es importante saber cómo hacerlo correctamente. Sigue estos pasos para podar las plantas de jazmín:

  1. Retira los tallos muertos, dañados o enfermos para mantener la planta en buen estado y prevenir la propagación de enfermedades.
  2. Elimina los tallos enredados y los tallos viejos que ya no producen flores. Mantener la planta libre de enredos mejora su apariencia y facilita su cuidado.
  3. Elimina los tallos que crecen lejos de la estructura de soporte. Puedes controlar la dirección del crecimiento podando justo por encima de una hoja que crezca en la dirección deseada.
  4. Acorta los tallos para mantener la planta dentro de los límites de su soporte. Una poda anual adecuada hará una gran diferencia en la apariencia y el cuidado de la planta.

La poda y los cuidados adecuados son indispensables para mantener un jazmín saludable. El jazmín es una planta fácil de cultivar una vez que se establece adecuadamente. No temas podar regularmente tu jazmín, ya que esto ayudará a mantenerlo denso y estimulará la floración abundante. Además, recuerda seguir los cuidados básicos como el riego adecuado y la exposición a la luz adecuada para garantizar el crecimiento saludable de tu planta.

Se ha comprobado que las flores de jazmín alivian la tensión nerviosa, inducen el sueño y reducen la tos espasmódica. Además, se obtiene un aceite altamente perfumado al macerar las flores de jazmín, el cual se puede utilizar como aceite de masaje para aliviar el dolor debido a la parálisis nerviosa.

Los jazmines son plantas hermosas y aromáticas que requieren cuidados adecuados, incluyendo la poda regular. Con una poda adecuada y los cuidados necesarios, podrás disfrutar de un jazmín saludable y lleno de flores. Esperamos que este artículo haya sido útil para aprender cómo cortar la flor del jazmín y mantener esta planta en óptimas condiciones.

Subir