Mapa conceptual de la flora: importancia y cómo hacerlo

La flora forma parte del conjunto de los seres vivos (biota), donde se incluyen tanto las plantas como los animales, y otros tipos de seres vivos como hongos y bacterias. Se entiende como flora el conjunto de plantas autóctonas de un territorio, incluyendo también las alóctonas y las derivadas de la agricultura y la ganadería. En este artículo, profundizaremos en el mapa conceptual de la flora, su importancia y cómo realizar uno ilustrado.

Índice de Contenido

¿Qué se incluye en la flora?

La flora incluye todas las especies de plantas presentes en un determinado territorio. Esto abarca desde pequeñas hierbas y arbustos hasta árboles de gran tamaño. Además, también se consideran en la flora las especies introducidas de forma deliberada o no, que pueden haber sido traídas por el ser humano o por otros medios, como el viento o los animales.

En cuanto a la flora presente en los espacios naturales gestionados por la Diputación de Barcelona, la mayoría corresponde a especies de la cuenca mediterránea. Sin embargo, también se pueden encontrar elementos correspondientes a las regiones eurosiberiana y atlántica, entre otras.

En estos espacios naturales, como los parques de Montesquiu, Montseny y Guilleries-Savassona, se pueden encontrar especies que corresponden tanto a los ambientes mediterráneos como a los ambientes subalpinos. Esto se debe a que se encuentran en latitudes más altas, donde el clima se asimila al de algunas comarcas pirenaicas.

En los parques mencionados, se pueden encontrar gradientes altitudinales que van desde los 200 metros sobre el nivel del mar hasta los 700 metros en el caso del Montseny. En estos ambientes, además de los espacios abiertos mediterráneos, también se encuentran bosques centroeuropeos, como castaños, hayedos, robledales, bosques mixtos, bojedales, entre otros.

mapa conceptual de la flora - Cómo hacer un mapa conceptual ilustrado

Por otro lado, en la cordillera Prelitoral y Litoral, los espacios presentan climatologías con temperaturas más moderadas y típicamente mediterráneas. Aquí se encuentran especies más adaptadas a la sequía, los incendios forestales y al clima mediterráneo. Algunos ejemplos de estos ambientes son los parques de Sant Llorenç del Munt y l'Obac, Garraf, Olèrdola, Foix, el Montnegre i el Corredor, la Serralada Litoral y la Serralada de Marina.

En la mayor parte de la superficie de estos espacios naturales, el paisaje está formado por encinares, alcornocales, pinares y matorrales más o menos densos. Están caracterizados por especies como el pino carrasco, la encina, el boj, la madreselva y el durillo. Además, en algunos casos, como en el Garraf, Olèrdola y Foix, encontramos especies como el palmito (Chamaerops humilis), la única palmácea natural presente en el continente europeo.

Cómo hacer un mapa conceptual ilustrado

Un mapa conceptual ilustrado es una herramienta visual que permite organizar y representar de manera gráfica la información relacionada con un tema específico, en este caso, la flora. A continuación, te mostraremos los pasos para crear un mapa conceptual ilustrado.

mapa conceptual de la flora - Que se incluye en la flora

Paso 1: Elige el medio

Elige un medio en el cual dibujar tu mapa conceptual. Puedes optar por papel y lápiz o una pizarra, si prefieres el formato físico. Si prefieres el formato digital, puedes utilizar software en línea específicamente diseñado para crear mapas conceptuales, como Lucidchart. Esta opción tiene la ventaja de que la información se guarda en un formato digital, lo que facilita su edición y compartición.

Paso 2: Organiza la información

Antes de comenzar a dibujar tu mapa conceptual, organiza la información que deseas incluir. Puedes hacerlo dividiendo la flora en diferentes categorías, como tipos de plantas (hierbas, arbustos, árboles), regiones geográficas o características específicas de las especies.

Una vez que hayas organizado la información, identifica las relaciones entre las diferentes categorías. Por ejemplo, puedes establecer conexiones entre los tipos de plantas y las regiones geográficas en las que se encuentran.

Paso 3: Dibuja el mapa conceptual

Comienza dibujando un nodo central en el que escribirás el tema principal, en este caso, mapa conceptual de la flora. A partir de este nodo central, dibuja ramas que representen las diferentes categorías que has identificado. Por ejemplo, puedes tener una rama para hierbas, otra para arbustos y otra para árboles.

En cada rama, agrega subnodos que representen las subcategorías o características específicas de cada categoría. Por ejemplo, en la rama de árboles, puedes tener subnodos para especies de árboles de clima mediterráneo y especies de árboles de clima subalpino.

Continúa agregando ramas y subnodos hasta que hayas representado toda la información que deseas incluir en tu mapa conceptual. Asegúrate de que las conexiones entre los nodos sean claras y lógicas.

Paso 4: Ilustra el mapa conceptual

Una vez que hayas dibujado el mapa conceptual, puedes agregar ilustraciones o imágenes que representen visualmente las diferentes categorías o características. Por ejemplo, puedes incluir imágenes de hierbas, arbustos y árboles para representar las diferentes categorías de plantas.

También puedes utilizar colores para resaltar las diferentes ramas y subnodos, lo que facilitará la comprensión visual del mapa conceptual.

Paso 5: Exporta o comparte el mapa conceptual

Una vez que hayas finalizado tu mapa conceptual ilustrado, puedes exportarlo como archivo de imagen o compartirlo en línea. Si estás utilizando software como Lucidchart, tendrás la opción de exportar el mapa conceptual como un archivo de imagen o compartirlo directamente en línea.

Exportar el mapa conceptual como imagen te permitirá utilizarlo en presentaciones, informes u otros documentos. Compartirlo en línea te permitirá colaborar con otras personas en la edición del mapa conceptual o simplemente compartirlo para su visualización.

El mapa conceptual de la flora es una herramienta útil para organizar y representar de manera visual la información relacionada con las diferentes especies de plantas presentes en un territorio. Este tipo de mapa conceptual nos permite comprender las relaciones entre las diferentes categorías de plantas y visualizar de manera clara y concisa la diversidad de la flora.

Crear un mapa conceptual ilustrado de la flora es un proceso que requiere organizar la información, dibujar el mapa conceptual y agregar ilustraciones o imágenes. Utilizar software en línea como Lucidchart facilita este proceso, ya que permite guardar y compartir el mapa conceptual de manera digital.

El mapa conceptual de la flora es una herramienta valiosa para comprender y visualizar la diversidad de las plantas en un territorio específico. ¡Anímate a crear tu propio mapa conceptual ilustrado de la flora y explora la belleza y variedad de las plantas!

Subir