Valle de lerma: flora, fauna y cultivo de frutilla

El Valle de Lerma es una región ubicada en la provincia de Salta, en el noroeste de Argentina. Esta área se caracteriza por su diversidad de flora y fauna, lo que la convierte en un lugar de gran interés para los amantes de la naturaleza y los estudiosos de la biodiversidad.

Índice de Contenido

¿Qué se cultiva en el Valle de Lerma?

El Valle de Lerma cuenta con condiciones climáticas y de suelo propicias para el cultivo de diversas especies vegetales. Uno de los cultivos más destacados en esta región es el de la frutilla. Gracias a la radiación solar y las temperaturas adecuadas, se ha logrado desarrollar una producción comercial de frutilla en el Valle de Lerma.

En la actualidad, se cultivan alrededor de siete hectáreas de frutilla en el Valle de Lerma, lo cual representa aproximadamente el 15% del consumo de esta fruta en la ciudad de Salta. Este cultivo se ha convertido en una fuente de abastecimiento de productos frescos y de calidad para los centros urbanos y consumidores de la región.

El uso de tecnologías como el mulch plástico y el riego por goteo ha sido fundamental en el desarrollo de la producción de frutilla en el Valle de Lerma. El mulch plástico permite conservar la humedad del suelo, controlar las malezas y evitar la pérdida de volumen y calidad de la fruta por pudrición fúngica. Por su parte, el riego por goteo garantiza un uso eficiente del agua, evitando su evaporación desmedida.

¿Qué animales habitan en el Valle de Lerma?

El Valle de Lerma también alberga una gran diversidad de fauna. En particular, las Ciénegas del Lerma, ubicadas en esta región, son consideradas como un área de importancia internacional para la conservación de las aves migratorias.

Durante el período invernal, las Ciénegas del Lerma reciben una gran cantidad de aves migratorias de diversas especies procedentes de latitudes septentrionales. Estas aves utilizan este humedal como sitio de tránsito, descanso y recarga de energía en su viaje hacia destinos más al sur. Entre las especies más comunes que se pueden observar en las Ciénegas del Lerma se encuentran el pato golondrino, el pato calvo, el pato tepalcate, el monjita, la agachona, entre otros.

La conservación de las Ciénegas del Lerma y su flora y fauna es de vital importancia. Sin embargo, esta área se enfrenta a diversas amenazas, como la pérdida de hábitat debido al crecimiento urbano, industrial y comercial, la introducción de especies exóticas invasoras, la caza furtiva y el uso de pesticidas en los campos de cultivo cercanos.

El Valle de Lerma es un lugar de gran riqueza natural, donde la flora y la fauna conviven en armonía. La producción de frutilla y la conservación de las Ciénegas del Lerma son dos aspectos fundamentales de esta región, que contribuyen tanto al desarrollo económico como a la preservación del medio ambiente. Es importante seguir trabajando en la implementación de prácticas sostenibles y en la concientización sobre la importancia de proteger y cuidar la flora y fauna del Valle de Lerma.

Subir