Desierto de atacama: ecosistema único en flora y fauna

El Desierto de Atacama, ubicado en América del Sur, es una vasta meseta desértica que se extiende a lo largo de 600 km en la costa del Pacífico, al oeste de la Cordillera de los Andes. Este lugar es conocido como el desierto más seco del entorno debido a su aridez extrema.

Índice de Contenido

Características del desierto de Atacama

El Desierto de Atacama se destaca por ser el desierto no polar más seco del planeta. Además, es el único desierto verdadero que recibe menos precipitación que los desiertos polares y el desierto de niebla más grande del entorno. Se estima que ocupa una extensión de alrededor de 10000 km2, o 12000 km2 si se incluyen las áridas laderas bajas de los Andes.

La mayor parte del desierto está compuesta por terreno pedregoso, lagos salados (salares), arena y lava félsica que fluye hacia los Andes. Esta aridez extrema se debe a una constante inversión de temperatura causada por la fría corriente oceánica de Humboldt, que fluye hacia el norte debido al fuerte anticiclón del Pacífico. La región más árida del desierto se encuentra entre dos cadenas montañosas, los Andes y la Cordillera de la Costa de Chile, que evitan la advección de humedad del océano Pacífico o del Atlántico, creando una sombra de lluvia en ambos lados.

A pesar de la visión moderna del desierto de Atacama como un lugar completamente desprovisto de vegetación, en la época prehispánica y colonial, una gran área de llanura conocida como Pampa del Tamarugal estaba cubierta de bosques. La demanda de leña asociada a la minería de plata y salitre causó una deforestación generalizada en los siglos XVIII y XIX.

La fauna del desierto de Atacama

A pesar de las condiciones extremas de aridez, el desierto de Atacama alberga una sorprendente variedad de especies de flora y fauna adaptadas a este ambiente inhóspito.

Entre los animales que habitan el desierto se encuentran el zorro culpeo, el zorro gris, el guanaco, el puma, el cóndor andino y diversas especies de aves como el flamenco chileno, el chorlo de doble collar y el loro tricahue.

En cuanto a la fauna marina, destaca la presencia de lobos marinos, pingüinos de Humboldt y delfines nariz de botella en las costas del Pacífico cercanas al desierto.

La flora del desierto de Atacama

A pesar de la apariencia desolada del desierto de Atacama, existen plantas adaptadas a la escasez de agua y las altas temperaturas. Entre las especies más destacadas se encuentran los cactus, como el cactus de Copiapó (Copiapoa), que tiene la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua en su interior.

Otras plantas notables incluyen la algarroba, el chañar, el pimiento y la tara. Estas especies han desarrollado adaptaciones para sobrevivir en suelos pobres en nutrientes y con poca agua.

Conservación del desierto de Atacama

El desierto de Atacama es un ecosistema frágil que enfrenta amenazas como la explotación minera, la urbanización y el cambio climático. Sin embargo, se han implementado medidas de conservación para proteger este valioso ecosistema.

Organizaciones y entidades gubernamentales trabajan en la protección de áreas naturales y la educación ambiental para promover prácticas sostenibles en la región. Además, se fomenta el turismo responsable que permite disfrutar de la belleza del desierto sin causar un impacto negativo en la flora y fauna local.

Consultas habituales sobre el desierto de Atacama

  • ¿Cuál es la temperatura promedio en el desierto de Atacama?
  • La temperatura promedio en el desierto de Atacama varía entre los 0°C y los 25°C, dependiendo de la altitud y la estación del año.

  • ¿Cuáles son los principales atractivos turísticos del desierto de Atacama?
  • El desierto de Atacama cuenta con una gran variedad de atractivos turísticos, como los géiseres del Tatio, el Valle de la Luna, los observatorios astronómicos y los salares.

  • ¿Es posible encontrar agua en el desierto de Atacama?
  • El agua es escasa en el desierto de Atacama, pero se pueden encontrar algunos oasis y ríos subterráneos que proveen de agua a las comunidades locales y a la flora y fauna del área.

El desierto de Atacama es un ecosistema único en flora y fauna, adaptado a condiciones extremas de aridez. A pesar de su apariencia desolada, alberga una gran diversidad de especies que han desarrollado adaptaciones para sobrevivir en este entorno inhóspito. La conservación de este valioso ecosistema es fundamental para preservar su biodiversidad y garantizar su existencia para las futuras generaciones.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información