Flor de pensamiento: propiedades y usos medicinales

El pensamiento (Viola tricolor) es una hermosa planta anual que se caracteriza por sus flores de colores vibrantes, que van desde el amarillo hasta el violeta. Esta planta crece de manera preferente en montañas y linderos del campo, aunque también se puede encontrar en jardines y vertederos. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la flor de pensamiento, incluyendo sus propiedades medicinales y usos terapéuticos.

Índice de Contenido

Propiedades y Beneficios del Pensamiento

El pensamiento contiene diversos componentes que le otorgan propiedades medicinales, entre los que se incluyen:

  • Vilacuercitrina: un pigmento amarillo de naturaleza glucosídica que se encuentra en la planta y que le confiere su color característico.
  • Ácido salicílico: conocido por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.
  • Taninos: sustancias que ayudan a combatir infecciones y tienen propiedades astringentes.
  • Saponinas: compuestos que tienen propiedades expectorantes y antiinflamatorias.
  • Glucósidos flavónicos: compuestos que actúan como antioxidantes y tienen propiedades antiinflamatorias.
  • Vitamina C: un nutriente esencial para el sistema inmunológico y la salud en general.

Todas estas sustancias le otorgan al pensamiento propiedades diuréticas, demulcentes, antiinflamatorias, ligeramente laxantes y antipruriginosas. A continuación, veremos algunos de los usos más comunes de esta planta en la medicina tradicional.

Usos Medicinales del Pensamiento

El pensamiento ha sido utilizado desde tiempos antiguos para tratar diversas afecciones de la piel, como acné, psoriasis, urticaria y herpes. También ha sido utilizado tópicamente en el tratamiento de enfermedades de las vías respiratorias, como faringitis, amigdalitis y estomatitis. Además, se ha utilizado en el tratamiento de vaginitis. Tener en cuenta que, si bien el pensamiento no presenta problemas de intoxicación, en algunas personas especialmente sensibles puede causar reacciones alérgicas después de un uso prolongado. Estas reacciones suelen desaparecer cuando se suspende su uso. Además, se recomienda evitar que los niños consuman la planta fresca, ya que puede actuar como purgante y emético en ellos.

Formas de Administración del Pensamiento

Existen diversas formas de administrar el pensamiento, dependiendo de la afección que se desee tratar. A continuación, se detallan algunas de las formas más comunes:

Infusión:

Para preparar una infusión de pensamiento, se deben macerar 8 gramos de flores y hojas secas en un cuarto de litro de agua fría durante toda la noche. Por la mañana, se hierve la mezcla y se añaden 100 cc de leche azucarada. Luego, se filtra la bebida y se toma en ayunas. Esta infusión actúa como un depurativo general del organismo y se recomienda continuar el tratamiento durante 20 días.

Jarabe:

Para preparar un jarabe de pensamiento, se deben hervir 30 gramos de la planta seca en medio litro de agua durante 2 horas. Luego, se añade 1 kilogramo de azúcar al preparado. Se recomienda tomar varias tazas de este jarabe a lo largo del día.

Infusión de Uso Externo:

Para uso externo, se puede preparar una infusión de pensamiento hirviendo 30 gramos de la planta en medio litro de agua. Esta infusión se puede aplicar en forma de compresas, colutorios, gargarismos e irrigaciones para tratar diferentes afecciones de la piel y las vías respiratorias.

Cataplasma:

Para ayudar en la cicatrización de heridas y úlceras, se puede preparar una cataplasma utilizando flores y hojas machacadas de pensamiento, mezcladas con leche fría.

Además de estas formas de administración, también se pueden encontrar en el mercado cápsulas, extractos y tinturas de pensamiento, así como presentaciones compuestas que combinan esta planta con otros ingredientes.

Floración del Pensamiento

La floración del pensamiento varía según la zona donde se encuentre. En las montañas, suele florecer en verano, mientras que en tierras bajas las flores abren a finales del invierno y principios de la primavera. Para la recolección con fines medicinales, se recomienda cortar la planta entera, incluyendo la raíz, y secarla lo más rápido posible. Una vez secas, las partes de la planta se deben conservar en recipientes herméticos, alejados de la luz.

Consultas Habituales

¿El pensamiento tiene contraindicaciones?

El pensamiento no presenta contraindicaciones graves, pero se recomienda evitar su consumo en niños, ya que puede actuar como purgante y emético en ellos. Además, algunas personas pueden presentar reacciones alérgicas después de un uso prolongado, aunque estas reacciones suelen desaparecer al suspender su uso.

¿Dónde se puede encontrar el pensamiento?

El pensamiento se encuentra de manera frecuente en montañas, linderos del campo, vertederos y jardines. En algunas zonas es más escaso, especialmente hacia el sur.

¿Se puede utilizar el pensamiento para tratar enfermedades de la piel?

Sí, el pensamiento ha sido utilizado tradicionalmente para tratar diversas afecciones de la piel, como acné, psoriasis, urticaria y herpes. Sin embargo, tener en cuenta que cada persona es diferente y los resultados pueden variar.

El pensamiento es una planta con propiedades medicinales importantes, especialmente en el tratamiento de afecciones de la piel y enfermedades de las vías respiratorias. Aunque se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional, es importante consultar a un profesional de la salud antes de utilizarlo para tratar cualquier enfermedad. Además, se debe tener precaución al utilizarlo en niños y en personas con alergias conocidas. El pensamiento es una planta versátil y hermosa que puede ofrecer beneficios para la salud cuando se utiliza correctamente.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información