Flor de pitaya - todo sobre esta hermosa flor

La pitaya, también conocida como pitahaya o fruta del dragón, es una fruta exótica originaria del sur de México y Centro América. Es un cactus tropical trepador que se cultiva ampliamente en el sureste asiático y está empezando a ganar popularidad en Europa, especialmente en España.

Índice de Contenido

Floración de la pitaya

La flor de la pitaya es uno de los aspectos más interesantes de esta planta. Las pitayas florecen cuando la longitud del día es mayor que la de la noche, generalmente entre los meses de abril a octubre. Durante este periodo, se pueden observar varias oleadas o flujos de flores que parecen sincronizarse con las fases lunares.

Las flores de la pitaya son grandes y blancas, y se abren después de la puesta de sol. Son hermafroditas y se mantienen viables hasta las primeras horas de la mañana, pero su vida útil es de menos de un día. La polinización de estas flores se realiza principalmente por murciélagos y mariposas nocturnas, que no se encuentran en las condiciones de cultivo de España.

En los invernaderos de pitaya en España, se pueden observar abejas y abejorros visitando las flores durante las primeras horas de la mañana. Sin embargo, estas flores no están diseñadas para recibir polinización de estos insectos y su efectividad es dudosa. Por lo tanto, es necesario realizar la polinización de forma manual en el cultivo de pitaya en España.

Polinización de la pitaya

La polinización de la pitaya es una tarea compleja y requiere de personal cualificado y suficiente. Durante una oleada intensa de flores, que puede durar de 6 a 7 días, es necesario polinizar el mayor número de flores posible para maximizar los rendimientos. Las flores que abren en una noche deben ser polinizadas antes del mediodía del día siguiente, de lo contrario se perderán.

La pitaya tiene la particularidad de que muchas de las variedades con las que se trabaja no son totalmente autocompatibles, lo que significa que el tamaño de los frutos depende del origen del polen. Por lo tanto, para obtener frutos de mayor tamaño, es necesario combinar variedades en la explotación y lograr que las floraciones se solapen para que se produzca la polinización cruzada.

Rendimientos de la pitaya

Aunque no hay información contrastada sobre los rendimientos de la pitaya en las condiciones del sur de España, en otros países como Canarias e Israel se han obtenido rendimientos de 40 a 50 toneladas por hectárea en plena producción. Los primeros resultados en la Estación Experimental de Cajamar en El Ejido apuntan a rendimientos incluso superiores.

La pitaya es una fruta exótica con un gran potencial y demanda en el mercado. Además de su sabor único y atractivo, la pitaya también destaca por sus propiedades beneficiosas para la salud. Sin embargo, el cultivo de la pitaya todavía enfrenta varios desafíos, como la polinización, el manejo de la luz artificial y la selección de variedades adecuadas para el cultivo protegido.

El cultivo de la pitaya en España está en pleno crecimiento y se espera que se convierta en una alternativa interesante para ampliar la oferta de productos hortofrutícolas en áreas como Andalucía, el Levante español y las Islas Canarias. Sin embargo, todavía hay muchas cuestiones que deben abordarse y retos que resolver para impulsar el desarrollo de este cultivo.

En la Estación Experimental de Cajamar se están llevando a cabo investigaciones y colaboraciones con distintas instituciones y empresas para buscar soluciones a estos desafíos y promover el cultivo de la pitaya en España. Con el tiempo, se espera que la pitaya se convierta en una referencia más en la diversificación de la producción agrícola en el país.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información