La flor de un día en el cactus: belleza efímera

La flor del cactus de la pitaya o pitahaya (Selenicereus undatus) es una de las más bonitas que existen, pero de su belleza tan solo se puede disfrutar un día y, por eso, se la conoce también como la flor de una sola noche.

Cuando se abre, generalmente hacia la puesta de sol, se orienta hacia la luz de la Luna y a medianoche se puede observar en su máximo esplendor. El aroma que desprende es similar al del jazmín y su objetivo es atraer a los insectos para la polinización. La flor es exótica y preciosa.

Se trata de la especie más cultivada del género Selenicereus y su nombre popular es pitahaya, aunque también se conoce como fruta del dragón. Su procedencia es América Central y de México, aunque se puede encontrar ampliamente en las regiones tropicales de todo el entorno, donde se cultiva como planta ornamental y para obtener sus frutos. En Canarias su plantación y consumo también se ha ido extendiendo.

Índice de Contenido

Cuidados de la pitaya

En relación a los cuidados, la pitaya es una planta de exterior y los expertos recomiendan ponerla en una zona de semisombra, con más abundación de luz.

Durante los meses de verano hay que regarla entre dos y tres veces por semana y entre seis y diez días el resto del año.

Beneficios de la pitaya en la alimentación

El consumo del fruto de la pitaya es muy recomendado para personas que padecen anemia por su gran aporte de hierro, ya que posee más que la mayoría de las verduras. También contiene fósforo y calcio.

Tiene un alto contenido de agua y escaso aporte graso. Su valor calórico es bajo.

Así se abre la flor de la pitaya

El astrofotógrafo lanzarote Gustavo Medina (gustavomedinaphoto.com) captó la pasada semana en Playa Blanca (Yaiza), en el sur de Lanzarote, la belleza de ese proceso de la flor de la pitaya, que dejó reflejada en un timelapse de 20 segundos para el que realizó 800 fotografías durante un periodo de tres horas.

Su trabajo habitual se orienta hacia los cielos de Lanzarote y sus paisajes, pero en esta ocasión no quiso perder la oportunidad de fotografiar el proceso de apertura de la flor de la pitaya en el jardín de su vivienda. Todo un espectáculo.

En la actualidad trabaja en un timelapse sobre el Parque Nacional de Timanfaya.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información