Flor masculina del nogal: características y utilidades

El nogal, cuyo nombre científico es Juglans regia, es un árbol de crecimiento lento que puede alcanzar los 30 metros de altura. Es conocido por su madera de alta calidad y sus frutos, las nueces. Pero además de esto, el nogal también posee flores masculinas y femeninas que juegan un papel importante en su reproducción.

Índice de Contenido

Características de la flor masculina del nogal

La flor masculina del nogal se encuentra en grupos separados pero está presente en el mismo árbol. Estas flores, conocidas como amentos masculinos, son verdosas, largas y colgantes. Están compuestas por un periantio de cinco o seis divisiones y entre seis y treinta y seis estambres, generalmente de doce a veinte. Los estambres tienen un filamento corto y un conectivo.

Estas flores masculinas aparecen soldadas a una bráctea poco desarrollada. Su función es liberar el polen, que es necesario para la polinización de las flores femeninas y la posterior formación de nueces.

Características de la flor femenina del nogal

Las flores femeninas del nogal se encuentran en el extremo de los ramillos tiernos del año. Pueden estar aisladas o en grupos de dos a cuatro. Estas flores constan de un perigonio corto, de tres a cuatro lacinias, rodeado a su vez de un involucro compuesto por entre tres y cinco lóbulos o dientes. El ovario es ínfero, unilocular y uniovulado, y está compuesto por dos carpelos soldados. Tiene dos estilos muy cortos, con dos estigmas plumosos.

Las flores femeninas del nogal son las encargadas de recibir el polen de las flores masculinas y dar lugar a la formación de las nueces. Para que esto ocurra, es necesario que haya polinización cruzada, es decir, que el polen de un árbol sea transportado a las flores de otro árbol. Esto puede ocurrir a través del viento o mediante la ayuda de insectos polinizadores.

Utilidades del nogal

Además de su importancia como árbol frutal, el nogal también tiene otras utilidades. Su madera es muy apreciada en ebanistería y tornillería debido a su dureza, homogeneidad y facilidad de trabajo. Tiene un color pardo grisáceo y venas grisáceas o negruzcas, lo que le da un aspecto característico.

La corteza del nogal y las hojas tienen propiedades astringentes, y se utilizan en la elaboración de barnices y tintes. El aceite de la semilla del nogal también tiene propiedades vermífugas y se ha utilizado tradicionalmente para tratar la tenia solitaria. Además, las hojas del nogal son hipoglucemiantes y se toman en forma de infusión para combatir la diabetes.

El nogal es un árbol que no solo es apreciado por sus frutos y su madera, sino también por sus flores masculinas y femeninas. Estas flores desempeñan un papel fundamental en la reproducción del nogal y contribuyen a su belleza y diversidad. Además, el nogal tiene múltiples utilidades tanto en la industria como en la medicina tradicional.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información