Flora y fauna de la puna: tesoro natural en las alturas

La Puna es una región única y maravilloso que se extiende desde Jujuy hasta el norte de San Juan en Argentina. Con una altitud promedio de 800 metros, es la segunda altiplanicie más grande del entorno después del Tibet. En esta vasta extensión de aproximadamente 300.000 hectáreas, podemos encontrar una increíble diversidad de flora y fauna adaptadas a las condiciones extremas de altura y aridez. En este artículo, exploraremos la rica biodiversidad que habita en la Puna y descubriremos las especies más representativas de esta ecorregión.

Índice de Contenido

Flora de la Puna

La vegetación de la Puna está dominada por una estepa de arbustos bajos que se extiende por toda la región. Entre los arbustos más comunes se encuentran las tolas y tolillas, que son plantas adaptadas a las condiciones de aridez y altitud. Estas plantas tienen hojas pequeñas y resistentes que les permiten conservar agua en un ambiente tan seco. Además, muchas de estas especies tienen raíces largas que les permiten acceder a agua subterránea.

En las zonas más húmedas, como las laderas y quebradas, podemos encontrar el único árbol nativo de la Puna: la queñoa (Polylepis spp.). Estos árboles son considerados auténticos guardianes del agua debido a su capacidad para retener y filtrar el agua de las lluvias y nieblas. Su madera es muy resistente y ha sido utilizada durante siglos por las comunidades locales para la construcción de viviendas y herramientas.

Otra planta notable de la Puna es la yareta (Azorella spp.), que forma grandes cojines esféricos de hojas densas y peludas. Estas estructuras ayudan a proteger la planta del frío y la radiación solar intensa. La yareta crece muy lentamente, a veces solo unos pocos milímetros por año, y puede llegar a vivir cientos de años. Esta planta es importante para la conservación del suelo y la retención de agua en la Puna.

Fauna de la Puna

A pesar de las condiciones extremas de la Puna, esta región alberga una gran diversidad de especies adaptadas a la altura y al clima frío. Entre las especies más emblemáticas se encuentran la vicuña (Vicugna vicugna) y el suri (Rhea pennata).

La vicuña es un camélido silvestre que se encuentra en las altas montañas de la Puna. Estos animales son conocidos por su pelaje suave y fino, que es muy apreciado en la industria textil. La caza indiscriminada y la pérdida de hábitat llevaron a la vicuña al borde de la extinción, pero gracias a los esfuerzos de conservación, su población ha aumentado en los últimos años.

El suri, también conocido como ñandú, es una especie de ave no voladora que habita en las llanuras y pastizales de la Puna. Estas aves tienen un cuerpo grande y patas largas, lo que les permite correr a altas velocidades. Son excelentes corredores y pueden alcanzar velocidades de hasta 60 km/h. El suri es un animal esencial en el equilibrio ecológico de la región, ya que se alimenta de insectos y ayuda a controlar su población.

En las lagunas y salinas de la Puna, podemos encontrar una gran cantidad de aves acuáticas, entre las que se destacan tres especies de flamenco: el flamenco andino (Phoenicoparrus andinus), el flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis) y el flamenco de James (Phoenicoparrus jamesi). Estas aves son conocidas por su plumaje rosado y su forma de filtrar el alimento del agua con sus característicos picos curvados.

flora y fauna de la puna - Qué ecosistema es la Puna

Áreas protegidas en la Puna

Para conservar la rica biodiversidad de la Puna, se han establecido varias áreas protegidas nacionales que preservan una muestra representativa de esta ecorregión. Entre las más importantes se encuentran la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa en Bolivia y el Parque Nacional Los Cardones en Argentina. Estas áreas protegidas son refugios para muchas especies amenazadas y desempeñan un papel crucial en la conservación de la flora y fauna de la Puna.

flora y fauna de la puna - Cuál es la flora de la Puna

La Puna es un tesoro natural único en el entorno. Su altitud y aridez extremas han dado lugar a una flora y fauna adaptadas a condiciones inhóspitas. Desde las tolas y tolillas que dominan la estepa hasta los árboles de queñoa que se aferran a las laderas, la vegetación de la Puna es resistente y resiliente. Además, la presencia de especies emblemáticas como la vicuña, el suri y los flamencos hacen de esta región un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza. Proteger y conservar la flora y fauna de la Puna es fundamental para garantizar la supervivencia de estos ecosistemas únicos y preservar la diversidad biológica para las futuras generaciones.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información