Información de la flora y la fauna

La flora y la fauna son dos componentes fundamentales de los ecosistemas en nuestro planeta. Mientras que la flora se refiere al conjunto de plantas que habitan en un determinado lugar, la fauna engloba a todas las especies animales presentes en dicho hábitat. A continuación, te proporcionaremos más información sobre las características de la flora y la fauna, así como ejemplos y definiciones para una mejor comprensión.

Índice de Contenido

Diferencias entre flora y fauna

Flora:

La palabra flora proviene del latín y hace referencia a Flora, la diosa romana de las flores, los jardines y la primavera. En botánica, se utiliza para describir el conjunto de plantas que se encuentran en un país, una península, un continente, un clima, una sierra, entre otros. Además, también se refiere a las especies vegetales propias de un período geológico o de un ecosistema específico. La flora tiene en cuenta tanto el número de especies presentes como la distribución y la importancia relativa de cada una de ellas en términos de individuos y tamaño.

La flora es la responsable de determinar la vegetación de un lugar, según factores como el clima y el entorno ambiental. El estudio de la distribución geográfica de las especies vegetales se conoce como geobotánica o fitogeografía, mientras que la florística se encarga de la clasificación de las formaciones vegetales.

Fauna:

Por otro lado, la fauna se refiere al conjunto de especies animales presentes en una región geográfica, un período geológico o un ecosistema en particular. La zoogeografía se ocupa del estudio de la distribución espacial de los animales, que depende tanto de factores abióticos (temperatura, disponibilidad de agua) como de factores bióticos (relaciones de competencia o depredación entre especies).

Los animales son muy sensibles a las alteraciones en su hábitat y, por lo tanto, cualquier cambio en la fauna de un ecosistema indica una modificación en uno o varios de sus factores. Es importante destacar que existen diferentes tipos de fauna, como la silvestre, la doméstica y la en proceso de domesticación.

información de la flora y la fauna - Cuáles son las características de la flora y fauna

Tipo de fauna

Fauna silvestre o salvaje:

La fauna silvestre autóctona, nativa o indígena está compuesta por los animales que pertenecen de forma natural al ambiente en el que habitan. Por otro lado, la fauna silvestre exótica, alóctona, foránea o introducida está formada por aquellos animales que no son propios del medio en el que se encuentran y que han sido incorporados de manera voluntaria o involuntaria por acción humana. Esta última se conoce como fauna contaminante.

Algunos ejemplos de fauna silvestre son los animales autóctonos de una región, como los venados, los lobos, los osos, las aves migratorias, entre otros. Por otro lado, la fauna exótica puede incluir especies introducidas por el ser humano, como las ardillas grises en algunas zonas de Europa.

Fauna doméstica:

La fauna doméstica está compuesta por las especies animales que han sido sometidas a domesticación por parte del ser humano. Estos animales se adaptan a vivir bajo el dominio humano sin necesidad de estar encerrados o sujetos. La fauna doméstica tiene como objetivo la explotación de las capacidades de estos animales para producir trabajo, carne, lana, pieles, plumas, huevos, compañía y otros productos y servicios. Algunos ejemplos de fauna doméstica son los caballos, los bueyes, las ovejas, los perros, los gatos, las gallinas, entre otros.

Fauna en proceso de domesticación:

La fauna en proceso de domesticación está formada por animales silvestres que son criados bajo el dominio humano en condiciones de cautividad o semicautividad. A través de las generaciones, estos animales pierden su carácter salvaje y se convierten en animales domésticos, siendo explotados con los mismos fines que las especies domésticas. Algunos ejemplos de fauna en proceso de domesticación son el coipo, la chinchilla, el zorro plateado, el visón, entre otros.

La flora y la fauna son dos aspectos fundamentales en la biodiversidad de nuestro planeta. La flora se refiere a las plantas que habitan en un determinado lugar, mientras que la fauna engloba a todas las especies animales presentes en ese hábitat. Es importante entender las diferencias entre ambos conceptos y cómo interactúan en los ecosistemas. Además, existen diferentes tipos de fauna, como la silvestre, la doméstica y la en proceso de domesticación, cada una con características y funciones específicas.

La conservación y el cuidado de la flora y la fauna son fundamentales para mantener el equilibrio de los ecosistemas y garantizar la supervivencia de las especies. Es responsabilidad de todos proteger y preservar la biodiversidad de nuestro planeta.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información