Lechuga con flor: aprovecha las semillas y evita la floración

La lechuga es una hortaliza muy popular y consumida en todo el entorno, especialmente en ensaladas. Sin embargo, en ocasiones, nos encontramos con la situación de que nuestras plantas de lechuga comienzan a florecer. ¿Qué podemos hacer en estos casos? ¿Es posible aprovechar la flor de la lechuga? En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la lechuga con flor y cómo aprovecharla al máximo.

Índice de Contenido

Cuándo florece la lechuga

La lechuga, al igual que el repollo y otros vegetales de clima fresco, tiende a florecer en el clima primaveral fresco y luego puede volver a cosecharse en otoño. Esto significa que, si cultivas lechugas en tu huerto o jardín, es probable que veas flores en primavera y otoño.

Qué tipo de flor tiene la lechuga

La flor de la lechuga es pequeña y amarilla. La planta produce una inflorescencia formada por numerosos capítulos de flores amarillas. Estas flores, a su vez, dan lugar a semillas que se pueden utilizar para la reproducción de la planta.

Origen y generalidades de la lechuga

La lechuga es un cultivo que se conoce desde hace mucho tiempo y es una de las plantas de cultivo más antiguas. Se tienen referencias de su uso desde el año 4500 A.C. Los egipcios, griegos y romanos la extendieron por toda Europa, y los romanos ya conocían distintas variedades.

El origen exacto de la lechuga no está muy claro, aunque se cree que proviene del Cercano Oriente. Sin embargo, existe un antecesor de la lechuga que puede encontrarse de forma silvestre en la mayor parte de las zonas templadas.

lechuga con flor - Cómo se sacan las semillas de la lechuga

En sus orígenes, las lechugas no formaban cogollos, pero a partir de 1543 se empezaron a cultivar variedades que sí los formaban. Actualmente, se busca seleccionar lechugas que no suban a flor, que no tengan espinas, que tengan poco contenido de látex, que tengan semillas más grandes y que formen cogollos más grandes.

La lechuga es una hortaliza típica de ensaladas y se considera una planta con propiedades tranquilizantes. Además, tiene un alto contenido en vitaminas, lo que la hace parte de muchas dietas saludables. También es un componente primordial para los productos de la 4ª gama, que son productos frescos y listos para consumir.

Encuadramiento taxonómico de la lechuga

La lechuga pertenece a la familia Compositae Gartn. y su nombre científico es Lactuca sativa L. var. capitata D.C.

Descripción botánica de la lechuga

Las lechugas son plantas anuales o bienales, de porte erecto y pueden llegar a medir hasta 1 metro de altura. Tienen tallos ramificados y lampiños.

Las hojas de la lechuga son basales y arrosetadas, a veces arrepolladas, con forma obovada y dentado-crenadas. Las hojas caulinares son sésiles, abrazadoras, aovadas u orbiculares y de base amplexicaule. Las flores de la lechuga son amarillas y todas licuadas. El invólucro de la flor está formado por brácteas escamosas, sagitadas, lanceoladas y de 10-15 mm. Los estambres son 5 y los aquenios son obovados, comprimidos, de 6-8 mm de longitud, con 5-9 pares de costillas, pico de 6-8 mm, no alados y con vilano de 2 filas de pelos blancos y simples. La lechuga se cultiva por sus hojas, que se consumen en ensaladas y como verdura.

Cómo se sacan las semillas de la lechuga

Si quieres obtener semillas de lechuga, es necesario que la planta vaya a floración. A partir de las flores, se obtienen las semillas. Sin embargo, tener en cuenta que la planta que florece no será utilizada para el consumo, ya que las semillas tienen menos probabilidades de germinar que las de una planta que no ha florecido.

La lechuga va creciendo verticalmente y, después de aproximadamente 3 meses, comienza a florecer. La duración del proceso puede variar según el clima y la especie de lechuga que se haya sembrado. Durante este proceso, las flores se van abriendo gradualmente, una a una, en diferentes días. Después de un tiempo, las primeras flores vuelven a abrirse y se forman pequeños algodones que contienen las semillas.

Es importante destacar que durante esta fase, la planta no debe recibir lluvia, ya que podría humedecer o pudrir las semillas. Por lo tanto, es recomendable cubrir las plantas con un plástico o malla para protegerlas de la humedad.

Una vez que las semillas estén maduras y secas, se pueden recolectar y guardar para su uso futuro. Es importante asegurarse de que estén completamente secas antes de guardarlas en un lugar fresco y seco.

La lechuga con flor es un fenómeno natural que ocurre cuando las condiciones no son las ideales para el cultivo. Aunque las flores de la lechuga son pequeñas y poco vistosas, se pueden aprovechar para obtener semillas y reproducir la planta en futuras cosechas. Sin embargo, tener en cuenta que las semillas de las plantas que han florecido tienen menos probabilidades de germinar. Por lo tanto, es recomendable evitar que las plantas de lechuga florezcan, manteniendo las condiciones adecuadas de cultivo y cosechando las hojas antes de que aparezcan las flores.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información