Semillas en flores: todo lo que necesitas saber

Las semillas son una parte fundamental en el ciclo de vida de las flores. Estos pequeños tesoros de la evolución tienen una importancia enorme en el reino vegetal. En este artículo, te explicaremos qué son las semillas, cuál es su función, sus partes y los diferentes tipos que existen.

Índice de Contenido

¿Qué son las semillas?

En términos simples, una semilla es una parte de las plantas con flores que se encuentra en el interior del fruto. Esta contiene un embrión que, bajo condiciones favorables, puede germinar y dar lugar a una nueva planta. La semilla es el resultado de la reproducción sexual de la planta y es su forma de propagarse y hacer crecer su población.

Las semillas cumplen exactamente la misma función que los huevos en los animales ovíparos. Sin embargo, las plantas no cuentan con la libertad de desplazamiento ni muchas de las capacidades de los animales. Por lo tanto, han desarrollado distintas estrategias para colonizar nuevos territorios. Las semillas contenidas en los frutos o flores son una de las formas más exitosas de propagación en el reino vegetal.

Las semillas pueden ser dispersadas por el viento, animales u otros elementos naturales. Muchas de ellas son capaces de germinar incluso después de haber pasado por el aparato digestivo de un animal, lo que contribuye a su propagación en terrenos lejanos a la planta de origen. Además, las semillas tienen la capacidad de retardar su germinación hasta que las condiciones ambientales sean las adecuadas, lo que aumenta sus posibilidades de éxito.

Partes de la semilla

A simple vista, las semillas pueden parecer compactas y homogéneas, pero en su interior se pueden distinguir varias partes bien diferenciadas. Estas son las principales partes de una semilla:

  • Embrión: es la pequeña planta a partir de la cual se desarrollará el nuevo espécimen. Está contenido en el interior de la semilla en estado aletargado, esperando el momento de germinar. El embrión se divide en cuatro partes: la radícula, que es la primera raíz; la plúmula, una yema en el extremo opuesto a la radícula; el hipocotilo, que es el espacio entre la radícula y la plúmula y se convertirá en el tallo; y los cotiledones, que son las primeras hojas de la planta.
  • Endospermo: es una reserva de nutrientes y alimento para el embrión en las primeras etapas de desarrollo. Habitualmente está compuesto principalmente de almidón.
  • Epispermo: es la capa exterior de la semilla, que suele ser dura y protege al embrión y al endospermo de depredadores y amenazas.

Tipos de semillas

Existen diferentes tipos de semillas, que se han diferenciado según sus usos y utilidades. Algunos de los principales tipos son:

  • Semillas criollas: son aquellas que se han adaptado a un entorno determinado, ya sea por intervención del hombre o por selección natural. Son propias de la agricultura ecológica y tradicional.
  • Semillas mejoradas: son aquellas que han pasado por procesos y técnicas de selección para optimizar características específicas.
  • Semillas baby: han sido modificadas genéticamente para que la planta no se desarrolle por completo, produciendo plantas más tiernas y dulces.
  • Semillas híbridas: son el resultado de cruzar dos variedades distintas. Estas semillas suelen tener una gran capacidad de producción y crecimiento.

Consultas habituales sobre semillas en flores

¿Cuál es la función de las semillas en las flores?

Las semillas cumplen la función de propagar y hacer crecer la población de las plantas. Son su forma de reproducción y colonización de nuevos territorios.

¿Cuáles son las partes de una semilla?

Las principales partes de una semilla son el embrión, que incluye la radícula, la plúmula, el hipocotilo y los cotiledones; el endospermo, que es una reserva de nutrientes; y el epispermo, que es la capa exterior que protege a la semilla.

¿Cuántos tipos de semillas hay?

Existen diferentes tipos de semillas, como las criollas, las mejoradas, las baby y las híbridas, entre otras.

¿Cuál es la importancia de las semillas en las plantas?

Las semillas son fundamentales para la supervivencia y propagación de las plantas. Permiten que las plantas se reproduzcan y colonicen nuevos territorios, aumentando sus posibilidades de supervivencia.

¿Cómo se dispersan las semillas en las flores?

Las semillas pueden ser dispersadas por el viento, animales u otros elementos naturales. Algunas semillas tienen estructuras o mecanismos especiales que les permiten adherirse a los animales para ser transportadas.

Las semillas son una parte esencial en el ciclo de vida de las plantas con flores. Cumplen la función de propagar y hacer crecer la población de las plantas, y tienen una gran importancia en la supervivencia y adaptación de las especies. Conocer las partes y tipos de semillas nos ayuda a comprender mejor el entorno vegetal y su increíble capacidad de reproducción y supervivencia.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información