Cultivar pimientos desde semilla

La flor del pimiento es un elemento clave en el proceso de cultivo de esta planta. Conocer su ciclo de vida y cómo cultivarla desde la semilla es fundamental para obtener una buena cosecha de pimientos. En esta tutorial, te proporcionaremos toda la información necesaria para que puedas cultivar pimientos de manera exitosa.

Índice de Contenido

Siembra de semillas de pimiento

El primer paso para cultivar pimientos es preparar un semillero. Puedes utilizar recipientes como macetas pequeñas o envases de yogurt, siempre asegurándote de que tengan agujeros en el fondo para un buen drenaje. Elige un sustrato adecuado para semilleros o puedes hacer tu propia mezcla con turba negra y compost o fibra de coco. También puedes utilizar discos prensados de jiffy como opción.

La siembra de las semillas de pimiento se realiza entre los meses de marzo y mayo, aunque en climas suaves también se pueden sembrar desde el invierno. Es importante hidratar las semillas previamente sumergiéndolas en agua durante 24 horas para facilitar su germinación.

Coloca 2-3 semillas en cada semillero, presionando ligeramente para que se adhieran al sustrato y cúbrelo con una capa fina de sustrato o vermiculita. Asegúrate de pulverizar un poco de agua por encima. Coloca el semillero en un lugar cálido y luminoso, pero sin exposición directa al sol. Puedes cubrirlo con un film de plástico o tapadera transparente para mantener la humedad.

Trasplante del pimiento

Antes de realizar el trasplante, asegúrate de que la temperatura del suelo sea lo suficientemente cálida, alrededor de los 18ºC. El trasplante puede provocar la caída de la floración, por lo que es recomendable eliminar las flores que se formen antes de realizarlo.

Para sembrar en el exterior, espera a que no haya heladas y prepara el suelo haciendo surcos y añadiendo sustrato en cada hueco. La separación entre cada planta de pimiento debe ser de 45 cm, y entre líneas una distancia de 150 cm. Coloca una planta en cada hueco y riega. Si lo prefieres, puedes trasplantar las plántulas a macetas de 8-12 cm para que desarrollen un buen sistema de raíces antes de ser trasplantadas al suelo.

El trasplante definitivo se realiza cuando las plantas tienen de 2 a 3 pares de hojas y suele ocurrir alrededor de 2 meses después de la siembra. En el caso de haber germinado más de una semilla en el hueco, es necesario separarlas o eliminar las más débiles.

Ubicación y temperatura

La planta del pimiento requiere de al menos 6 horas de sol al día, aunque lo ideal es que reciba entre 8 y 10 horas. Por lo tanto, es importante elegir un lugar definitivo para el cultivo que tenga una buena exposición solar.

Las temperaturas ideales para el crecimiento de los pimientos están entre los 20-25ºC, aunque también pueden tolerar temperaturas entre los 15-35ºC.

Tutores: cómo entutorar la planta del pimiento

Si bien no es imprescindible, entutorar la planta del pimiento puede ayudar a su crecimiento y a soportar el peso de los frutos. Puedes utilizar estacas de madera o cañas robustas para crear un soporte y enredar la planta a medida que crece.

Los tutores se colocan al lado del tallo principal del pimiento y se van enredando a medida que la planta crece. Es importante no apretar demasiado para no dañar el tallo.

Mantenimiento de los pimientos

Poda / Destallado

Para obtener una producción de frutos de mayor tamaño y prevenir el desarrollo de plagas, es necesario realizar una poda regular de los brotes axilares, también conocidos como chupones. Se recomienda revisar la planta semanalmente y eliminar los chupones, dejando solo uno en caso de que el tallo principal se dañe.

También es importante quitar las hojas secas o dañadas de la parte baja de la planta para mejorar la aireación y prevenir plagas.

Riego

El pimiento requiere de un riego regular y profundo para un buen desarrollo. Se recomienda regar entre 5 y 2 litros diarios, especialmente durante los meses de calor.

Abonado

El pimiento es un cultivo que requiere de muchos nutrientes. Se recomienda aplicar un abono orgánico cada dos semanas, especialmente durante la época de floración, utilizando un abono rico en calcio y fósforo.

Cultivos por asociación

El pimiento puede ser cultivado junto a otros vegetales como la acelga, berenjena, espinacas, albahaca, guisantes, judías, lechuga, rábanos, tomates, ajo y col. Sin embargo, se debe evitar plantarlos cerca de plantas de pepino.

Plagas y enfermedades

El pimiento puede verse afectado por diferentes plagas y enfermedades, como el oídio y el mildiu. Estas enfermedades son causadas por hongos y se pueden prevenir utilizando fungicidas orgánicos.

Entre las plagas más comunes se encuentran los pulgones, que se alimentan de la savia de la planta, y las hormigas, que suelen estar asociadas a los pulgones. También puede aparecer la araña roja, que se encuentra en el envés de las hojas.

Cosecha de los pimientos

Después de la floración, los pimientos comenzarán a desarrollarse y podrán ser cosechados entre los meses de junio y agosto. El color del pimiento indicará su estado de maduración, aunque esto puede variar según la variedad. Los pimientos dulces se consumen crudos o cocinados, mientras que los pimientos picantes se utilizan en diferentes preparaciones culinarias.

Cultivar pimientos desde semilla puede ser una experiencia gratificante y satisfactoria. Siguiendo los pasos y consejos adecuados, podrás disfrutar de una cosecha abundante de pimientos dulces o picantes. Recuerda cuidar de tus plantas, proporcionándoles un buen riego, abono y protección contra plagas y enfermedades. ¡Buena suerte con tu cultivo de pimientos!

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información