Flor de pascua: cuidados y consejos para mantenerla viva

La flor de Pascua, también conocida como flor roja de Navidad, es la planta por excelencia para decorar durante las fiestas navideñas. Su presencia en los hogares españoles es casi obligatoria en esta época del año, pero mantenerla viva puede resultar todo un desafío. Si has sufrido la frustración de ver cómo tu flor de Pascua no sobrevive más allá de las fiestas, no te preocupes. En este artículo te proporcionaremos todos los detalles necesarios para que puedas disfrutar de esta hermosa planta durante todo el año.

Índice de Contenido

Origen de la flor de Pascua

La flor de Pascua tiene su origen en México, donde era conocida como Cuetlaxochitl, que significa flor color de fuego en lengua náhuatl. En 1834, recibió su nombre científico oficial, Euphorbia pulcherrima. En otros países de Latinoamérica, se la conoce como estrella de Navidad, estrella federal, flor de Navidad o pastora, entre otros nombres. En Europa y Estados Unidos, se le conoce como Poinsettia, en honor a Joel Roberts Poinsett, quien la divulgó. En el pasado, los sacerdotes mexicanos utilizaban esta planta en rituales y con fines medicinales. Con la llegada de los españoles a México en el siglo XVI, los monjes franciscanos la utilizaron para adornar los altares y le dieron el nombre de flor de Nochebuena, debido a que florece en esa época del año. Incluso la Basílica de San Pedro de Roma fue adornada con esta planta la noche del 24 de diciembre de 189Desde entonces, el Vaticano se llena de flor de Pascua para celebrar las festividades navideñas.

Existen más de 300 variedades de flor de Pascua, pero los colores más comunes son el rojo, blanco, amarillo, rosa y jaspeado. En España, Almería es la zona de cultivo más importante de esta planta y se exporta a países como Países Bajos, Alemania y Francia. Además, regalar una flor de Pascua en España se ha convertido en una tradición que marca el inicio de la Navidad y simboliza buenos deseos.

¿Cómo lograr que la flor de Pascua se ponga roja?

Una de las preocupaciones más comunes de quienes tienen una flor de Pascua es lograr que sus hojas adquieran el característico color rojo. Normalmente, las hojas de la flor de Pascua son verdes y se vuelven rojas gracias a la oscuridad. Este cambio de color se debe a las antocianinas, unos pigmentos rojos presentes en las células vegetales. Si tu flor de Pascua no está adquiriendo el color rojo deseado, es posible que esté recibiendo demasiada luz. En este caso, es necesario seguir una técnica llamada reposo vegetativo.

Durante el mes de enero, es recomendable reducir la cantidad de agua que se le da a la planta, regándola solo una vez a la semana y en poca cantidad. Además, es importante colocar la planta en un lugar fresco, evitando el exceso de calor que puede perjudicar su salud. La poda de la flor de Pascua en enero también es clave para lograr que las hojas se tiñan de rojo en la próxima Navidad. Cuando las nuevas hojas broten, se deben cortar las ramas dejándolas con una altura de aproximadamente diez centímetros. Sin embargo, tener en cuenta que este proceso solo es necesario si la planta produce nuevas hojas; de lo contrario, se debe esperar.

¿Cómo lograr el color rojo en las hojas de la flor de Pascua?

Ahora que sabemos que la oscuridad es la clave para que las hojas de la flor de Pascua se vuelvan rojas, es posible seguir algunos pasos para lograr este efecto:

  1. Trasplanta la Poinsettia a una maceta más pequeña al comienzo de la primavera. Utiliza sustrato universal, tierra y humus para garantizar un óptimo crecimiento.
  2. Coloca la planta en un lugar con suficiente luz natural durante el verano y el otoño.
  3. Para que las hojas adquieran el color rojo deseado, debes ir reduciendo gradualmente la cantidad de luz que recibe la planta. Comienza este proceso a finales de septiembre.
  4. Somete la planta a sesiones de oscuridad con una duración de 12 a 14 horas. Repite este proceso durante el resto del año.
  5. Asegúrate de crear un ambiente fresco para la planta, ya que el exceso de calor puede provocar su deshidratación.
  6. Agrega fertilizante especial para ayudar a las hojas a adquirir el color rojo deseado.

Siguiendo estos pasos, podrás disfrutar de una hermosa flor de Pascua con hojas rojas durante las fiestas navideñas. Además, puedes acompañarla con otras especies como la rosa de Navidad, las calas, el muérdago o la nandina para crear una decoración navideña aún más especial.

flor roja de navidad - Cómo hacer para que la planta de Navidad se ponga roja

Cuidados básicos de la flor de Pascua

Para mantener la belleza de la flor de Pascua, es importante seguir algunos cuidados básicos:

  • Asegúrate de que la planta reciba luz solar en tu hogar.
  • Aleja la planta de fuentes de calor como aires acondicionados u otros electrodomésticos que puedan dañarla.
  • Evita que el agua caiga directamente sobre las hojas o flores al regarla en la maceta, ya que esto puede provocar su pudrición.
  • Si planeas plantar la flor de Pascua en tu jardín, elige un lugar cálido y fresco con poca humedad.
  • Poda la planta en abril y evita colocarla cerca de lámparas o fuentes de luz artificial que puedan afectar su floración.
  • Protege la planta de posibles golpes o caídas, ya que es frágil y puede romperse fácilmente.
  • Ten en cuenta que la flor de Pascua contiene compuestos químicos tóxicos, por lo que debe colocarse fuera del alcance de niños y mascotas.

Con estos cuidados básicos, podrás disfrutar de la belleza de la flor de Pascua durante mucho más tiempo. Si deseas obtener más información sobre cómo cuidar esta hermosa planta, te recomendamos leer nuestro artículo cómo cuidar la flor de pascua.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información